Colombia tiene el primer museo que ‘sale del clóset’